micromanager

¿Qué es un micromanager y como ayudarlo?

¿Te sientes asfixiado por tu jefe, cada vez que estás a punto de tomar una decisión en el trabajo? o ¿Sientes que tu trabajo no es reconocido? Cuidado puede que estés rodeado de un Micromanager y no te estés dando cuenta. Hoy aprenderás cómo detectar a este tipo de personas que quieren tener el control sobre todo y que a pesar de sus capacidades de liderazgo no aprenden a delegar funciones.

¿Cómo son los Micromanagers?

Suelen ser personas controladoras,  están acostumbradas a decirle a todos lo que tienen que hacer. No saben ubicarse en su lugar de trabajo, intentan abarcar todas las áreas y quieren estar informados hasta de las decisiones más insignificantes de la empresa. Obstaculizan el trabajo de los demás y por ende crean un ambiente laboral tenso en la empresa.

Un líder que no delega funciones

Si tu jefe o el encargado de área designa funciones y luego cambia de opinión. Ciertamente estamos hablando de una persona egocéntrica que siempre quiere tener la última palabra o tomar la última decisión. Esto sucede porque siente que es quien más sabe sobre el tema y le cuesta mucho delegar funciones.

¿Cómo suelen comportarse con sus colaboradores?

Constantemente piden informes sobre los proyectos que ha encargado a su equipo, así el lapso de tiempo no se haya cumplido. Lo hace porque necesita llenar ese vacío que le provoca la ansiedad de tener todo controlado.

Si el trabajo final se aleja de lo que te solicito en un inicio, prepárate porque aunque tu proyecto esté bien realizado. Tendrás que aguantar su insatisfacción, un micromanager nunca está satisfecho con el trabajo de los demás.

Obstaculiza los canales de comunicación

Su comunicación hacia sus colaboradores es direccional, no es muy abierto a escuchar opiniones. Y  cuando las escucha, siempre las quiere dirigir a su modo adoptando la idea como si fuera suya . Por este tipo de cosas se gana la enemistad de sus colaboradores y afecta el clima laboral de la empresa.

En caso de que todas las situaciones descritas sean muy similares a lo que te sucede a menudo en el trabajo, te contamos que tú puedes ayudar de algún modo a tu jefe, para que se quite esas manias.

Entrega la información con anticipación, incluso antes de que te la soliciten. De esta forma te ganarás la confianza de tu jefe y verás como poco a poco empieza a delegar funciones.

Informa sin que te pida como van tus proyectos, les gusta conocer todo porque creen que esa es la mejor forma de trabajar. Así le demuestras que tu trabajo también puede ser confiable.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *