administracion de riesgos

Administración de Riesgos en los Negocios Globales

La Administración o Gestión de Riesgos es un término aplicado a un método lógico y sistemático de establecer el contexto, identificar, analizar, evaluar, tratar, monitorear y comunicar los riesgos asociados con una actividad, función o proceso de una forma que permita a las organizaciones minimizar pérdidas y maximizar oportunidades.

Intentar eliminar el riesgo en las empresas es algo inútil. El riesgo es algo inherente al hecho de comprometer recursos actuales en busca de resultados futuros. De hecho, el progreso económico se define como la habilidad de tomar riesgos.

Generalmente se habla de riesgos económicos o financieros, pero este término también puede aplicarse a labores como inversiones, medios de financiación, operaciones de arbitraje, políticas empresariales, modelos de contratación, entre otros.

¿Qué es la Administración de riesgos?

Una de las herramientas que las empresas tienen a su disposición para establecer un sistema de Administración  de Riesgos eficaz dentro de sus organizaciones, es la norma ISO 31000, establecida por la Organización Internacional de Normalización (ISO).

Esta norma  que establece principios y estrategias sobre la gestión del riesgo en cualquier campo comercial y  puede ser aplicada por las organizaciones más allá de su tamaño, naturaleza o actividad.

De acuerdo a esto, toda empresa debe tener en cuenta tres aspectos a la hora de consolidar un plan de Administración de Riesgos:

El contexto: el entorno que rodea la actividad comercial de la empresa, tanto a nivel interno como externo. El objetivo es determinar qué estrategias de mercado son más adecuadas en cada caso.

Valoración de riesgos: la definición de los elementos que lo generan, así como sus causas y efectos.

Tratamiento: una vez establecidos los riesgos y analizados sus efectos, la empresa debe dar otro paso y plantear estrategias para aminorarlos o, en el mejor de los casos, suprimirlos.

Comunicación y consulta: considerado como el punto de partida para establecer las estrategias de riesgo que se llevarán a cabo. Este intercambio de información debe ser constante y estar presente en todas las etapas.

Monitoreo y revisión: sólo a través de un seguimiento y control exhaustivo es posible identificar a tiempo las posibles amenazas y oportunidades que se generan y desarrollar medidas que permitan la mejora de las herramientas, métodos y procesos que se llevan a cabo.

Importancia de la Administración de Riesgos

El establecimiento de un Sistema de Administración de Riesgos supone una serie de ventajas adicionales para la empresa:

  • Favorece la identificación de amenazas, obstáculos y oportunidades.
  • Aumenta las posibilidades de alcanzar los objetivos ya que los procesos que tengan más seguimiento y control tienden a ser más exitosos.
  • Impulsa la proactividad, ya que una vez  incorporada la labor de Administración de Riesgos, los jefes de departamento y los empleados en general asumen una actitud más dinámica para la consecución de objetivos.
  • Mejora las labores de administración de una empresa porque mejora su eficacia en la asignación de recursos para la gestión del riesgo. Es decir, ya no es un gasto que se efectúa de manera improvisada. Lo más común es que se destine una pequeña parte del presupuesto.
  • Mejora la adaptación de la empresa al entorno social y económico al que pertenece, al identificar  los riesgos permite acercarse al contexto.
  • Potencia la confianza de los grupos de interés.
  • Facilita la toma de decisiones.
  • Fomenta la capacidad de transformación y desarrollo de la empresa.

La Administración de Riesgos puede ser aplicada  a todas las etapas de la vida de una actividad, función, proyecto, producto o activo en empresas de cualquier tamaño, por lo que genera un campo de trabajo interesante y bien remunerado.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *